Bell & Evans y Marel comparten una visión

Comenzando una avanzada planta desde cero, completamente equipada por Marel

Bell Evans New Harvesting Facility Rendering 02

Enero de 2020 marcó la conclusión de un importante acuerdo entre el productor avícola estadounidense Bell & Evans y Marel. Para Marel, la construcción de una planta de procesado de aves de última generación en Fredericksburg, Pennsylvania, es una de las mayores operaciones realizadas hasta la fecha. Las dos empresas comparten la misma visión de sostenibilidad, bienestar de los animales y seguridad alimentaria.

Con sus productos de primera calidad distribuidos principalmente en el mercado minorista nacional, Bell & Evans realmente toma el liderazgo en la industria alimentaria de EE.UU., estimulando la tendencia hacia un consumo más sostenible. La nueva planta sin duda impulsará las ventas de productos de pollo orgánico.

Valor maximo

Marel equipará completamente la planta de procesado, incluyendo dos líneas de procesado, cada una con una capacidad de 8.400 aph, pero preparada para 10.500 aph. “Estamos muy contentos de cooperar con Bell & Evans en este proyecto trascendental porque compartimos los mismos valores”, dice Roger Claessens, Vicepresidente Ejecutivo de Marel Poultry. “Bell & Evans es conocida por añadir el máximo valor a toda la cadena, manteniendo la más alta calidad de producción desde el huevo hasta el producto final. La empresa reconoce que solo una asociación sólida, que abarque toda la línea de producción, puede elevar la calidad del procesado de las aves de corral al mismo alto nivel. Estamos felices de que Marel pueda contribuir a este eslabón final de su cadena de valor”.

Regla del 100%

“En Bell & Evans, creemos que si te comprometes a hacer lo correcto, debes comprometerte al 100%. Lo llamamos la Regla del 100%”, dice el propietario Scott Sechler. Una parte importante de la regla del 100% de Bell & Evans es que la compañía está totalmente comprometida con el pollo premium y orgánico. Incluso tiene la primera planta de incubación de pollos del mundo con certificación orgánica y centrada en el bienestar animal. En junio de 2019, Bell & Evans hizo la transición completa a “Das Klassenbester”, una raza de pollos de mayor bienestar, de grado A, que reemplazó completamente la raza de pollos existente.

Tratamiento humanitario

El bienestar de los pollos es una prioridad en la regla del 100% de Bell & Evans. Desde hace más de 20 años, los pollos de Bell & Evans se crían sin antibióticos y dentro de un sistema único de manipulación de bajo estrés desde el huevo a la granja, hasta el procesado e incluyendo el transporte. Los estándares de Bell & Evans superan significativamente los de la USDA Certified Organic. Bell & Evans se centra en el bienestar animal durante el transporte desde la granja hasta la planta de procesado. Como promedio, sus granjas están situadas a menos de una hora por carretera de la instalación de procesado y las aves se transportan en sistemas de transporte de aves vivas de última generación.

Bell Evans Breaded Meatballs

Una parte importante de la regla del 100% de Bell & Evans es que la empresa está totalmente comprometida con el pollo orgánico y de primera calidad.

Minimizar el estres

Como el objetivo de Bell & Evans es manipular sus pollos con el mayor cuidado, la compañía se asoció con Marel para adquirir el sistema de transporte automatizado ATLAS. Este sistema elimina el uso de carretillas elevadoras y minimiza el estrés durante la descarga. La reducción del ruido, la luz, el sonido y el movimiento ofrece una transición suave del camión a la anestesia. En 2011 Bell & Evans introdujo por primera vez la Anestesia de Inducción Lenta (SIA), una versión más humana del Sistema de Aturdido en Atmósfera Controlada. La anestesia humanitaria fue de nuevo una de las prioridades de la nueva planta de procesado. Por lo tanto, fue una decisión fácil para Bell & Evans optar por la anestesia CAS SmoothFlow en multiples etapas.

Enfriamiento por aire

Otro aspecto diferenciador clave para Bell & Evans es el enfriamiento 100% por aire. Otros procesadores avícolas de EE.UU. producen pollo refrigerado con agua clorada o utilizan una mezcla de agua y aire refrigerado. Desde 2005, la compañía utiliza refrigeración 100% por aire para el 100% de su producción avícola, un caso único en la industria. “La razón es obvia“, dice Scott Sechler. “La refrigeración por aire es un factor importante para lograr carne tierna y con sabor, frente al sistema convencional de refrigeración por agua. Refrigeración por aire resulta en un producto mejor. Si el objetivo es producir el mejor pollo posible, debería utilizarse”. La refrigeración por aire es la forma que tiene Bell & Evans de transformar el procesado de alimentos de EE.UU. y proporcionar otro nivel de calidad al consumidor. No es sorprendente que la compañía se asocie con Marel, durante décadas la autoridad en refrigeración por aire con una gran variedad de patentes técnicas.

Al estilo europeo

Scott Sechler añade: “En nuestra nueva planta, construiremos una línea de transporte dentro de nuestro sistema de refrigeración por aire para enfriar nuestros menudillos con los pollos como se hace en Europa”. Después de una refrigeración 100% por aire, los productos se distribuyen y se cortan en una línea ACM-NT de Marel, incluyendo una solución Q-Wing para la selección de las partes del ala. Únicos en Estados Unidos son los sistemas automatizados de deshuesado en línea de muslos y jamoncitos, que ya son una tendencia de futuro en Europa. “De hecho, somos una empresa de mentalidad europea que está ubicada en Estados Unidos”

Trazabilidad desde la granja hasta la mesa

Bell & Evans también se compromete al 100% con la trazabilidad. El proceso de rastreo en las nuevas instalaciones de Fredericksburg es único en Estados Unidos. Desde que entra en la planta de procesado hasta el envasado, cada pollo puede ser rastreado en el proceso hasta el lote y la granja de procedencia. El software de procesado de alimentos de Marel, Innova, no sólo asegura este programa de trazabilidad, sino también conectará todas las soluciones de toda la planta, recogerá y analizará los datos y ofrecerá al personal de la planta de Bell & Evans la información que necesitan para llevar a cabo operaciones altamente eficientes. “Marel es la única empresa en el mundo que tiene todas las piezas resueltas y reunidas para ofrecer un sistema de procesado de aves verdaderamente notable que estoy orgulloso de utilizar en nuestra nueva planta de procesado”, concluye Scott Sechler.

Scott Sechler

Bell & Evans también se compromete al 100% con la trazabilidad

Sobre Bell & Evans

Bell & Evans es la compañía de pollos de marca más antigua de América, que celebra 125 años de actividad y 10 años de producción orgánica. Bell & Evans es pionera en la industria avícola totalmente natural y sin antibióticos y tiene establecidos los más altos estándares de bienestar animal del sector. Desde su primera planta de incubación de pollos con certificación orgánica y orientada al bienestar animal, hasta la anestesia de inducción lenta y el enfriamiento 100% por aire, Bell & Evans es una empresa apasionada por una cría de aves responsable, usando prácticas de sentido común para producir únicamente pollos de primera calidad.



Póngase en contacto con nosotros

Nuestro equipo especializado está aquí para ayudarle y responder cualquier pregunta que pueda tener. Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible. Quedamos a la espera de sus noticias.