Cranswick confía en las técnicas de tratamiento de aguas de Marel

Marel ha resuelto el problema de la escasez de agua, incluso en el Reino Unido

Curieau System2

En muchos países del mundo, tanto por cuestiones legislativas como de sostenibilidad, se exige que cada planta de procesamiento se ocupe del tratamiento de sus propias aguas residuales. Las normativas sobre contaminación prohíben verter aguas residuales directamente a las aguas superficiales. Además, el agua escasea en cada vez más partes del mundo. Por eso, los procesadores deben saber cómo tratar el problema de las aguas residuales para garantizar la continuidad de su procesamiento. Graeme Watson, director de ingeniería del grupo, explica cómo se encarga Cranswick, UK de esta cuestión.

¿Cuáles son los principales retos a los que ha tenido que hacer frente la planta de procesamiento avícola de Cranswick en lo que respecta al tratamiento de las aguas residuales?

“Nuestra nueva planta está situada en East Anglia, la región más seca del Reino Unido. Aunque Gran Bretaña es famosa por su lluvia, en esta región sufrimos una importante escasez de agua debido a la urbanización y al cambio climático. Para nuestro proceso de tratamiento de aguas, apostamos por Marel porque su solución destacó por encima de las demás que estudiamos. Ya habíamos colaborado con Marel en la fábrica de procesamiento avícola y resultaba lógico combinar el tratamiento de aguas de Marel con el resto de la cadena. Esta cooperación nos ha brindado resultados muy positivos“.

La solución de Marel destacó sobre las demás que estudiamos.

Graeme Watson, Cranswick Group Engineering Director V2

Graeme Watson
Director de ingeniería del Grupo Cranswick

¿Cuánta agua necesita su empresa?

“En este momento, estamos trabajando con unos 7 litros de agua por ave, que es una cifra muy respetable. De hecho, la alta eficiencia de la cadena avícola de Marel tiene mucho que ver con eso. No obstante, queremos reducir aún más el uso de agua, porque 7 litros por ave no resuelven nuestro problema de escasez de agua. La cantidad de agua de la que disponíamos fue suficiente para la primera fase de nuestra planta de procesamiento, pero se quedaba muy corta para la segunda parte, en la que tenemos dos turnos. Aunque disponemos de nuestro propio pozo, la cantidad de agua que nos permiten bombear las autoridades, aun sumada a la de la red de suministro, no es suficiente; por eso, no nos quedó más opción que reciclar y reutilizar. BioBrane¹ de Marel se reveló como la solución ideal para aquellas situaciones en las que el agua escasea y el suministro de agua convencional plantea problemas. El diseño inicial de las instalaciones para el tratamiento del agua ya preveía una expansión. Se prepararon infraestructuras civiles con este fin, lo que ayudó a paliar los efectos de la transición a la segunda fase”.

Cranswick utiliza el sistema Curieau para reutilizar el agua. ¿Qué cantidad agua reutiliza su empresa?

“En la segunda fase, es necesario reutilizar aproximadamente el 50 % de nuestras aguas residuales para que nuestro proceso de tratamiento del agua funcione. Sin embargo, el sistema Curieau es capaz de procesar eficazmente alrededor del 65 % de nuestro flujo diario de aguas residuales”.

Biobrane System

El sistema Biobrane

El sistema Curieau genera una corriente muy concentrada de rechazo de sustancias inorgánicas. ¿Qué hacen con esta corriente de rechazo?

“La corriente de rechazo se añade al efluente y, a continuación, esta fracción inorgánica diluida se mezcla con agua de lluvia antes de verterla al río. Esto funciona aunque no dispongamos de una conexión al alcantarillado para las aguas residuales. Mezclamos las partes sin tratar de BioBrane con el rechazo y, a continuación, se vierte al sistema fluvial. En nuestro caso, aunque no dispongamos de agua de lluvia, al mezclar los rechazos con los efluentes seguimos cumpliendo nuestros niveles de vertidos”.

¿El agua potable procedente del sistema Curieau pasa directamente a la producción o se almacena?

“El agua permeada³ por RO se desinfecta con un sistema de rayos ultravioleta y se añade al depósito de agua corriente. Se usa así. El depósito de agua corriente es nuestra principal fuente de agua, que procede de la red pública o del pozo. A continuación, se mezclan los diferentes tipos de agua. En la actualidad, alrededor del 50 % es agua procedente del sistema Curieau. De no ser así, tendríamos un problema grave durante las jornadas laborales. Los fines de semana, cuando no hay sacrificios, se puede recuperar el agua. Pero, a medida que avanza la semana, el depósito de agua se va vaciando y la única forma de seguir trabajando es mediante la reutilización del agua”.

7 litros de agua por ave es una cifra muy respetable. La alta eficiencia de la cadena avícola de Marel tiene mucho que ver con eso.

Graeme Watson, Cranswick Group Engineering Director V2

Graeme Watson
Director de ingeniería del Grupo Cranswick

¹ El reactor BioBrane® separa la biomasa procedente del depósito de aireación en agua limpia y lodo biológico. El principio de separación se basa en una membrana permeable al agua, que retiene la biomasa.

² El sistema de ósmosis inversa (en inglés, Reverse Osmosis, o RO) de Curieau depura el agua utilizando una membrana parcialmente permeable que extrae del agua iones, moléculas no deseadas y otras partículas de mayor tamaño. La ósmosis inversa puede eliminar del agua muchos tipos de sustancias químicas disueltas y en suspensión, así como otras de tipo biológico (sobre todo, bacterias). Se usa en procesos industriales y para producir agua potable. El soluto queda retenido en el lado presurizado de la membrana y el disolvente depurado pasa al otro lado.

³ El permeado por RO es agua que atraviesa la membrana de ósmosis inversa.



Póngase en contacto con nosotros

Nuestro equipo especializado está aquí para ayudarle y responder cualquier pregunta que pueda tener. Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible. Quedamos a la espera de sus noticias.