Producto

M-Line Bung Remover (MBR)

Garantiza una carne limpia constantemente

  • Equipos de alta tecnología basados en los más altos estándares industriales
  • Una TwinTool optimizada para el mejor nivel de rendimiento higiénico y operativo
  • El mejor rendimiento de perforación disponible
  • El menor nivel de contaminación posible

Información

La extracción del recto es, por esencia, una de las primeras funciones que hay que realizar en esta sala, justo después del proceso de apertura del vientre. La extracción del rector (perforación del ano) es un proceso complicado en la línea de sacrificio porque requiere mucha precisión y concentración para evitar la posible contaminación de la carne limpia.

Marel ha desarrollado un extractor de recto robotizado, que elimina la necesidad de que las personas realicen el trabajo. Se trata de una máquina totalmente automática, que desprende la parte grasa de la canal con una precisión e higiene inigualables. Incluso llega a superar el rendimiento y la capacidad que puede alcanzar un operador humano.

El sistema permite un funcionamiento totalmente automático y se anticipa a la creciente demanda de un canal pélvico limpio y un mejor valor del extremo graso. Además, sustituye el trabajo de esfuerzo repetitivo (lesiones RSI), inherente al corte manual del recto.

Gracias a las cámaras 3D de alta precisión, se genera una imagen completa y única de cada canal, incluida la identificación de si se trata de una hembra o un macho. En base a esa identificación, el robot realiza la operación de extracción del recto de diferentes maneras.

Si el cerdo es una hembra, el robot entra en la zona del recto desde la parte delantera de la canal y tira del recto para colocarlo con el paquete de órganos blancos. Esto reduce enormemente el riesgo de contaminación de la carne limpia.

Si el cadáver escaneado es un macho, el robot entra en la zona del recto de la misma manera pero lo deja en el canal del recto.

Herramienta patentada "TwinTool" para robots M-Line

Dado que el proceso de extracción del recto tiene lugar en la zona de producción antes de la inspección de limpieza, es necesario esterilizar las herramientas después de cada operación.

Esto significa que el operador tiene que esterilizar el extractor de recto en agua caliente después de cada extracción individual.

Con el extractor de recto M-Line, esta operación de esterilización se ha convertido en algo automático. El robot incorpora la tecnología de esterilización "Twin Tool" patentada por Marel, lo que significa que mientras una herramienta está en funcionamiento otra similar se está esterilizando dentro de un armario en el cabezal del robot. Por lo tanto, no es necesario realizar una esterilización manual con los robots M-Line.

  • Esterilización eficaz
  • Higiene y seguridad alimentaria
  • Aumenta la vida útil
  • No es necesario afilar o cambiar la herramienta durante la producción
  • No se requiere ninguna acción durante el día

La M-Line Bung Remover tiene una capacidad de 650 canales por hora.

Servicio

Marel ofrece a sus clientes diferentes soluciones de servicio para prevenir fallos, maximizar el rendimiento o el servicio reactivo en caso de averías inesperadas.

Marel tiene oficinas en 30 países en todas las regiones, y una red global de profesionales altamente cualificados que proporcionan soporte remoto y servicio in situ. Proporcionamos piezas de repuesto de calidad y acuerdos de servicio personalizados para nuestros clientes con el fin de garantizar un rendimiento óptimo de los equipos Marel.


Productos y soluciones relacionados


Póngase en contacto con nosotros

Nuestro equipo especializado está aquí para ayudarle y responder cualquier pregunta que pueda tener.

Quedamos a la espera de sus noticias y haremos todo lo posible para ponernos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.