Solución

Pulido

Eliminación de pequeñas impurezas para cumplir los límites de descarga

  • Fácil integración en los sistemas existentes
  • Operaciones fiables y de bajo mantenimiento
  • Solución prefabricada y fácil de instalar

Información

Para el pulido final de las aguas residuales con el fin de cumplir con los límites de descarga muy estrictos o para lograr una optimización en el sistema de tratamiento existente, hay varios productos individuales disponibles que se pueden añadir al diseño del tratamiento del agua.

Versiones

Filtro de arena

La filtración por arena se utiliza para eliminar los sólidos, los precipitados, la turbidez (el barro) y, en algunos casos, las partículas bacterianas que producen mal sabor y olor. Es una forma de tratamiento natural y biológico del agua. Los filtros de arena consisten en un lecho de arena graduada. El medio filtrante se almacena en un depósito con aberturas en ambos extremos que permiten la entrada y salida de agua. Dependiendo de la calidad del agua bruta, la capa biológica se desarrolla en poco tiempo tras la puesta en marcha del filtro.

Una buena filtración depende del tamaño de los flóculos, la cantidad y la composición de los elementos flotantes. La calidad de la sedimentación también es importante. Si la formación de flóculos es insuficiente, se puede instalar una dosificación química.

Una de las principales ventajas de estos tipos de filtración es la profundidad de filtración. De hecho, se crea una capa de filtración muy gruesa. La mayor parte de las partículas son atrapadas en la parte superior del filtro. Sin embargo, las partículas más pequeñas lo atravesarán inicialmente. Pero, debido al profundo lecho de arena, finalmente serán filtrados fuera del agua.

Filtro de carbón

El carbón activado es eficaz para reducir ciertos compuestos orgánicos y el cloro del agua. También puede reducir la cantidad de plomo y los compuestos inocuos que causan sabor y olor.

La eliminación de los contaminantes con carbón activado se lleva a cabo mediante el proceso de adsorción. Los contaminantes son adsorbidos por la enorme superficie que ofrece el carbón.

El proceso de adsorción también está influenciado por el tiempo que el carbón activado está en contacto con el contaminante en el agua. El aumento del tiempo de contacto permite eliminar mayores cantidades de contaminantes del agua. El contacto se mejora aumentando la cantidad de carbón activado en el filtro y reduciendo el caudal de agua que pasa por el filtro.

Desinfección

Para desactivar o matar cualquier bacteria y virus presentes en el efluente, el efluente se desinfectará antes de la descarga o el tratamiento adicional. La desinfección puede ejecutarse de varias maneras, las más usadas son productos químicos, luz ultravioleta u ozono. La solución se elegirá según la cantidad de agua, la calidad y los resultados necesarios.

Servicio

Marel ofrece a sus clientes diferentes soluciones de servicio para prevenir fallos, maximizar el rendimiento o el servicio reactivo en caso de averías inesperadas.

Marel tiene oficinas en 30 países en todas las regiones, y una red global de profesionales altamente cualificados que proporcionan soporte remoto y servicio in situ. Proporcionamos piezas de repuesto de calidad y acuerdos de servicio personalizados para nuestros clientes con el fin de garantizar un rendimiento óptimo de los equipos Marel.


Productos y soluciones relacionados


Póngase en contacto con nosotros

Nuestro equipo especializado está aquí para ayudarle y responder cualquier pregunta que pueda tener.

Quedamos a la espera de sus noticias y haremos todo lo posible para ponernos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.