¿Cómo automatizar la seguridad alimentaria en la industria avícola?

Cuando la automatización sustituye al trabajo humano, la producción de alimentos es más segura

Food Safety Supermarket Icons

La seguridad alimentaria es, con razón, una cuestión clave en la industria avícola actual. Todo el mundo quiere comer alimentos que sean seguros. Aunque la cadena de suministro de la carne de aves va más allá de las instalaciones de procesamiento, al final, nuestra industria es responsable cuando los alimentos producidos no son seguros. Por eso, todos los procesos de la fábrica deben estar dedicados a la seguridad alimentaria. Afortunadamente, hay muchas maneras de garantizar la seguridad en la manipulación de los alimentos de las aves. Una buena limpieza, higiene, prevención de la contaminación cruzada y la menor intervención humana son algunos componentes clave. Al automatizar el proceso, estos puntos de atención pueden abordarse con mucha más facilidad.

Para garantizar un proceso verdaderamente seguro, los procesos deben mantenerse alineados y, en la medida de lo posible, deben ser automatizados. Marel ofrece ahora sistemas capaces de procesar hasta 15.000 aph, en los que los productos se mantienen en línea desde el colgado de las aves vivas hasta su liberación como producto entero o como porción cortada. Todas las fases del proceso están totalmente automatizadas y la intervención humana se limita a la inspección veterinaria, la supervisión y el envasado de los menudillos comestibles.

Traytrack Food Safety

Ojos, no manos

Las manos humanas son el contaminante más crítico en una planta de procesamiento avícola. Cada contacto es potencialmente contaminante. Cuando se puede automatizar un proceso, son las máquinas las que hacen el trabajo. En un mundo ideal, la aportación humana se limitaría a la supervisión, a los ojos y no a las manos.
El producto debe fluir lo más inteligentemente posible a través de todas las etapas del proceso. Los acumuladores, no solo implican una costosa doble manipulación, sino también corren el riesgo de aumentar la temperatura, lo que favorecerá el crecimiento de bacterias dañinas y acortará la vida útil. El objetivo debe ser trasladar el producto lo más rápidamente posible desde el colgado de aves vivas al almacén frigorífico.

Transporte seguro

Para trasladar los productos avícolas de forma segura de A a B, el transporte no debe ser realizado por humanos, sino de forma automática. En el proceso primario, los transportadores aéreos de Marel se encargan de que los productos no se toquen entre sí, evitando la contaminación cruzada. Una vez descargados de los ganchos,  los transportadores SystemFlex se encargan del transporte seguro, manteniendo la integridad del producto. Además de llevar los productos de forma segura e higiénica hasta el siguiente paso del proceso, SystemFlex también reduce el contacto humano con el producto, colocando los productos automáticamente para su alimentación una máquina de flujo descendiente. Los productos no se voltean, no se caen, no dan vueltas ni entran en contacto con manos humanas. Cuanto más se muevan los productos durante el proceso, mayores serán las pérdidas de proteínas y menor será su duración. La manipulación cuidadosa y adecuada del sistema SystemFlex garantiza la completa integridad de los productos. Los productos no corren prácticamente ningún riesgo de daños, pérdidas, amontonamiento o contaminación bacteriana y mantienen un nivel de calidad óptimo.
Una vez que los productos llegan a la zona de envasado, el TrayTrack de Marel es el siguiente medio excelente de transporte seguro para los alimentos. Este sistema, controlado por ordenador, consta de portadores de bandejas suspendidos de un transportador aéreo estándar. TrayTrack distribuye el trabajo de forma eficiente entre varias etiquetadoras de precio/peso, evitando la acumulación de los productos. Evita el contacto humano y libera espacio en la planta.

Systemflex Conveyor Belts Fillets

Limpieza exhaustiva

La prevención de la contaminación cruzada es esencial para la seguridad alimentaria. Ya empieza con la manipulación de aves vivas. El módulo de transporte ATLAS de Marel ha sido diseñado para facilitar la limpieza, sin puntos ciegos. Esto, junto con un sistema de lavado bien pensado con sus pulverizadores de precisión, garantiza que los módulos vuelvan completamente limpios a la granja, proporcionando el mejor comienzo posible para un proceso seguro de los alimentos.

Transferencia segura

La importancia para la seguridad alimentaria de mantener todos los procesos en línea significa la transferencia automática de línea a línea de un departamento a otro. Décadas de experiencia con sistemas de recolgado automático han dado lugar al desarrollo de máquinas de auto transferencia LineLink. Desde el sacrificio hasta la evisceración, y desde la evisceración hasta las líneas de refrigeración por aire, son capaces de volver a colgar hasta 15.000 productos por hora con una eficiencia de prácticamente el 100%, sin que las aves se toquen entre sí o caigan al suelo. La transferencia de la línea de refrigeración a la línea de distribución de productos enteros y posteriormente a los equipos despiece ACM-NT también es automática y segura.

P24_LineLink_DE.jpg

Procesamiento higiénico

La evisceración y el procesamiento de menudillos son áreas en las que una mala higiene puede afectar negativamente a la seguridad alimentaria. Los equipos automáticos de Marel han sido diseñados para reducir este riesgo al mínimo. Las máquinas abridoras y cortadoras de cloacas dejan las cloacas y los intestinos adjuntos sin dañar. Marel fue el primer fabricante de equipos que transfirió el paquete de vísceras extraído a una línea de procesamiento independiente. Los paquetes se transfieren con los órganos no comestibles y potencialmente contaminantes colgando y alejados de los menudillos comestibles. Este método de evisceración, que se encuentra en los sistemas Nuova, garantiza un proceso lo más higiénico posible.

Mantener el proceso en línea

La maduración de las carcasas antes del fileteado permite obtener una carne de pechuga más tierna y es una práctica muy extendida en la actualidad. Esto puede implicar la transferencia manual del producto hacia y desde las jaulas en un acumulador de maduración. Sin embargo, el contacto humano, el contacto con el producto y la acumulación son escenarios no deseados en un proceso seguro para los alimentos. Para ahorrar mano de obra y mejorar la seguridad de los alimentos, Marel ofrece su sistema maduración por enfriado en línea, donde los productos se enfrían y maduran al mismo tiempo. Los productos permanecen en la línea todo el tiempo y no es necesario desenganchar, apilar el pollo en jaulas o volver a engancharlo.

Campollo Production

Aprovechar las ventajas de la automatización

Cuando se habla de seguridad alimentaria, los procesos manuales de despiece y deshuesado, con muchas manos tocando el producto, están lejos de ser óptimos. La seguridad alimentaria en estas plantas se beneficiaría de la automatización. Los sistemas automáticos de despiece, alimentados de forma inteligente por sistemas de distribución y software, son habituales en las plantas de procesamiento de aves desde hace muchos años. Dos desarrollos recientes de Marel de su Sistema de despiece ACM-NT tienen un fuerte impacto sobre la seguridad alimentaria. Estos el sistema de fileteado de contramuslos y Q-Wing, dos procesos completamente automáticos y en línea, en los que no interviene ninguna persona.

Seguridad sin huesos

No aporta sensación de seguridad encontrar un trozo de hueso en una carne que se supone deshuesada. La evaluación humana no siempre es eficaz en la detección de huesos. Para cumplir las normas de seguridad y calidad de la industria, la detección automática de huesos se ha convertido en una parte esencial de la producción alimentaria. Las tecnologías de rayos X, como el SensorX de Marel, están disponibles para apoyar este proceso y aumentar el nivel de seguridad alimentaria.
SensorX detecta los residuos óseos y otros elementos que afectan a la seguridad, como metales, piedras y vidrio. Se trata de una herramienta de probada fiabilidad, que proporciona el menor número de costosos falsos positivos.

Automatizar el recorte manual

La eliminación de los trozos de carne no deseados del producto principal suele ser también un proceso manual. Lo mismo ocurre con el porcionado de productos en tiras o cubos con un aspecto y peso uniformes. Realizar estos trabajos manualmente puede comprometer la seguridad alimentaria. Dispositivos como I-Cut 122 TrimSort ayudarán a refilar, cortar y porcionar de forma automatizada sin manipular los productos en la cinta, sin comprometer la integridad del producto y sin poner en peligro la seguridad alimentaria.

Sensorx Poultry Inline Bone Detection

Seguridad en el envasado

En las plantas de procesamiento, es en el departamento de envasado donde se encuentran más personas y operaciones manuales. También es en el departamento de envasado donde suelen producirse acumulaciones evitables de productos. Ambos pueden afectar a la seguridad alimentaria. En la línea de envasado de carne de pechuga y muslos para ventas al por menor, el RoboBatcher Flex puede sustituir a las acciones humanas. Además de producir automáticamente envases de bandejas de peso fijo muy precisos, esta máquina también puede darles forma. Las manos humanas ya no tienen que colocar los filetes en la bandeja.
El RoboBatcher no es la única tecnología disponible de Marel capaz de dividir automáticamente los productos en unidades de peso fijo. Marel también ofrece una gama de Básculas multicabezal que se encarga de envasar las porciones con y sin hueso en envases para la venta al por menor y a granel.

Trazabilidad

El software puede desempeñar un papel importante en materia de seguridad alimentaria. La recogida de datos fiables es clave para rastrear un producto a tiempo y evitar su retirada. Por encima de todo, la trazabilidad total permite a los procesadores determinar la causa exacta de los problemas y tomar rápidamente medidas correctivas para evitar que se repitan y prevenir la pérdida de negocio.
Si el cliente sospecha o identifique la existencia un problema de seguridad alimentaria, se retirará el menor lote posible de productos. Con capacidad para rastrear el problema hasta su origen, Innova ayuda al procesador a aislar rápidamente los productos afectados y evitar que lleguen a los consumidores. Innova garantiza que cada pieza de ave que llega al consumidor final sea segura.

Mantenga los procesos higiénicos y en línea, evite la contaminación cruzada, automatice siempre que sea posible y opte por soluciones logísticas que eviten las acumulaciones y lleven el producto de forma inteligente desde la manipulación de las aves vivas a través de cada proceso individual hasta el almacén frigorífico. Estas son las condiciones previas para una planta avícola realmente segura desde el punto de vista alimentario.

Robobatcher Flex Breast Fillets

Noticias


Póngase en contacto con nosotros

Nuestro equipo especializado está aquí para ayudarle y responder cualquier pregunta que pueda tener. Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible. Quedamos a la espera de sus noticias.